CONVIVENCIA FINAL DEL CURSO 2015-2016 EN EL ARCIPRESTAZGO

DÍA 29 A LAS 19 H.

CÁRITAS PROGRAMA DE MAYORES

 

 

 

Durante los meses de Diciembre y Enero se han realizado:

* Entrega de alimentos a 200 Familias

* Ayudas por un total de 462 €

* Servicios de atención a Mayores por un total de 145 €

* Orientación a demandantes de la Bolsa de Empleo Parroquial

Gracias a las aportaciones de nuyestros feligreses y de tres empresas.

Disponemos de un pequeño remanente sde alimentos para cubrir las necesidades semanales

GRACIAS A TODOS

 

CONVIVENCIA DE VICARÍA

 

En una sociedad como la nuestra es difícil caer en la cuenta de las situaciones hirientes en las que viven muchas personas. Muchos no tienen ni lo más imprescindible, y necesitan de tí

HORARIO DE ATENCIÓN

INVIERNO

MARTES DE 6 A 8

VERANO

MARTES DE 7 A 8,30

DE LA TARDE

954068070

EN LA CÁRITAS PARROQUIAL SOLO HAY

6 SOCIOS FIJOS MENSUALES.NÚMERO DE CUENTA EN

CAJASOL:

2106 0290 41 1137183899

NECESITAMOS AL MENOS 50

PARA SEGUIR AYUDANDO

El objetivo principal de cáritas es la atención a los proyectos y programas que pretendan la atención a las personas más necesitadas, para que se valgan por sí mismas y no necesiten estar pidiendo limosnas.
Eso no descarta que en algún caso puntual haya que ayudar a pagar una necesidad fundamental como la comida y el vestido, etc.

ASAMBLEA DE LA VÍCARÍA II

DOCUMENTOS DE LA ASAMBLEA DE

CÁRITAS DE LA VICARÍA SEVILLA II

ORDEN DEL DIA

9,30 Acogida
10,00 Oración
10,15 Reflexión sobre: Horizonte par la Vida de Cáritas
11,30 Descanso
12,00 Trabajo en Grupos
13,00 Puesta en Común
13,30 Convivencia – Ágape Fraterno


ORACION

“Soñé que la vida era alegría.
Me desperté
y vi que la vida era servicio.
Me puse a servir
y en el servicio encontré la alegría.”
Tagore

“ Servir ”

“Donde hay un árbol que plantar, plántalo tú; donde hay un error que enmendar, enmiéndalo tú; donde haya un esfuerzo que todos esquivan, acéptalo tú.
Sé el que apartó la piedra del camino, el odio entre los corazones y las dificultades del problema.

Qué triste sería el mundo si todo estuviera hecho, si no hubiera un rosal que plantar,

una empresa que emprender.

Servir no es sólo tarea de inferiores. Dios, que da el fruto y la luz, sirve. Pudiera llamársele así: “el que sirve.”
Y tiene los ojos fijos en nuestras manos y nos pregunta cada día: “¿Serviste hoy?.”

Gabriela Mistral

LECTURA DEL LIBRO DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES 6,1-7


En aquellos días, al crecer el número de los discípulos, los de lengua griega se quejaron contra los de lengua hebrea, diciendo que en el suministro diario no atendían a sus viudas. Los apóstoles convocaron al grupo de los discípulos y les dijeron: No nos parece bien descuidar la Palabra de Dios para ocuparnos de la administración. Por tanto, hermanos, escoged a siete de vosotros, hombres de buena fama, llenos de espíritu de sabiduría; y los encargaremos de esta tarea; nosotros nos dedicaremos a la oración y al servicio de la palabra.

La propuesta les pareció bien a todos y eligieron a Esteban, hombre lleno de fe y de Espíritu Santo, a Felipe, Prócoro, Nicanor, Simón, Parmenas y Nicolás, prosélito de Antioquia. Se los presentaron a los apóstoles yellos les impusieron las manos orando. La Palabra de Dios iba cundiendo y en Jerusalén crecía mucho el número de discípulos; incluso muchos sacerdotes aceptaban la fe.


-Reflexión

O R A C I Ó N L I T Á N I C A


1- Todos: “Maestro, ¡dónde vives? (Jn 1, 38)

2-: Lector “Venid conmigo y lo veréis” (Jn 1, 39)

1- Señor, yo quiero seguirte adonde quiera que vayas (Lc 9,57)

2- El que no nazca de lo alto no puede ver el Reino de Dios (Jn 3,

1- Pero tú, ¿quién eres, Señor? Hech. 9, 5

2- Yo soy la vid verdadera. El que permanece en mí, ese da mucho
fruto (Jn 15, 1, 5)

1- Señor, nosotros hemos dejado todo para estar contigo (Mt 19,27)

2- No podéis servir a Dios y al dinero, porque nadie puede servir a dos señores (Mt6, 24). No toméis
oro, ni plata, ni cobre, ni alforja, ni dos túnicas, ni sandalias ni bastón (Mt 109,10) porque donde
está vuestro tesoro allí estará vuestro corazón (Lc 12, 34)

1- Señor, déjanos estar en los puestos más cercanos a tu Reino

2- ¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros
(Jn 13, 14) Vosotros sois mis amigos si guardáis mis mandamientos. Como el Padre me envió, así
también os envío yo Jn 20, 21

1. ¡Cuántas dificultades, Señor!, hay espíritus y demonios que no hemos podido expulsar. (Mc 9, 29)

2. Mirad os envío como ovejas en medio de lobos, sed pues prudentes y sencillos (Mt 10,16). Pero no
temáis porque yo he vencido al mundo (Jn 16, 33).


El pueblo pide una voz

Danos, Señor, iglesias que sean más valientes que precavidas;

que no solo "conforten a los afligidos" sino que "aflijan a los que se sienten onfortados";

que no solo amen al mundo sino que también exijan justicia;
que no guarden silencio cuando el pueblo pide una voz;

que no pasen de largo cuando la humanidad herida espera ser curada;

que no solo nos convoquen al culto sino que también nos envíen a dar testimonio;

que sigan a Cristo incluso cuando el camino conduzca a una Cruz.

A todo ello nos ofrecemos en nombre de Aquel que nos amó y dio su vida por nosotros.
© Conferencia Cristiana de Asia
BIENVENIDA


Buenos días a todos y bienvenidos a la XIII Asamblea de Cáritas de la Vicaria II de Sevilla.

Después de haber presentado a Dios Padre nuestra Plegaria, y antes de empezar con nuestra jornada de trabajo, quiero que tengamos un recuerdo especial hacia todos los compañeros que no han podido asistir a nuestra Asamblea, sea por el motivo que sea. Asimismo, el Sr. Vicario nos envía su afectuoso saludo al no poderse encontrar, tampoco, aquí entre nosotros ya que otras obligaciones contraídas no se lo han permitido.

Un año más nos encontramos celebrando nuestra Asamblea, la cual quiere ser un espacio de común -unión y de celebración de nuestra fe y de nuestro trabajo en Cáritas. Este año nuestra Asamblea nos servirá para poner sobre la mesa cual es la realidad de nuestras Cáritas, a la luz del trabajo realizado con nuestros “ queridos cuadernillos”. Pero lo más importante serán las pistas que se nos van a dar, a modo de camino a recorrer u horizonte para la vida de Cáritas. Para ello contamos con la inestimable ayuda de Manolo Moreno Reina, conocido y querido por todos nosotros.


Este HORIZONTE PARA LA VIDA DE CÁRITAS, nos debe ayudar a dar un paso importante y decidido en nuestro forma de trabajar, porque de eso se trataba el trabajo de los cuadernillos: Reflexionar sobre cómo estamos haciendo las cosas para cambiar y mejorar, en la medida de nuestras posibilidades, porque como dice el lema de la Asamblea: “ Nos revisamos para acoger mejor al Hermano”, nos revisamos para mejorar y seguir creciendo.
Que nuestro trabajo sea fructífero y nos ayude en nuestro caminar como seguidores de Jesús comprometidos en Cáritas.

En esta mañana nos acompañan, Felipe Cecilia y D. Manuel de los Santos, Director y Delegado Episcopal, respectivamente, de Cáritas Diocesana de Sevilla. Y le damos la palabra a Felipe Cecilia.

• Javier explica el horario de la mañana.
• Presentación de Manolo Moreno.


ESQUEMA REFLEXION MANOLO MORENO REINA
“HORIZONTE HACIA DONDE SEGUIR CAMINANDO”


CARITAS: HORIZONTE HACIA DONDE SEGUIR CAMINANDO

1.- Trabajar los “Cuadernillos” no ha sido un capricho

“Pedimos a todas las instituciones de la Iglesia que evalúen, con sencillez y apertura al Espíritu, el carácter eclesial de la acción caritativa y social que llevan adelante” (LXXXIII Asamblea Plenaria “La caridad de Cristo nos apremia” nº 44)

2.- Horizonte hacia donde pueden caminar nuestras Cáritas

“Es la hora de una nueva “imaginación de la caridad”, que promueva no tanto y no solo la eficacia de las ayudas prestadas, sino la capacidad de hacerse cercanos y solidarios con quien sufre, para que el gesto de ayuda sea sentido no como limosna humillante, sino como un compartir fraterno” (Juan Pablo II “Novo milenium ineunte” nº 50)

Superar la “rutina”, el “paternalismo” y el “asistencialismo”, y construir unas Cáritas “cercanas”, solidarias”, siendo “levadura” de fraternidad y justicia.

3.- Para ir acercándonos a este horizonte

• 3. 1.- Seguir comprendiendo a los pobres y su realidad de pobreza

“He visto el dolor de mi pueblo, he oído el clamor que le arrancan sus opresores y conozco sus angustias. Voy a bajar a liberarlo del poder de los egipcios” (Ex. 3, 7-8)

Una Cáritas cercana a los pobres. No actuar solo desde la acogida. Sacar a Cáritas de los despachos.

En cercanía: escuchar, captar el significado de las situaciones de pobrezas, sentir las llamadas que los empobrecidos nos hacen.

¿Dónde se va haciendo la comprensión, concienciación y sensibilización ante la pobreza?
* la oración y reflexión personal
* el equipo lugar privilegiado para comprender con verdad y amor a los pobres.

Los equipos de Cáritas son más “Escuelas para comprender a los pobres”, que Comités de análisis de expedientes y distribución de recursos:

? aprender a mirar desde el corazón. ¿Con qué sentimientos miraría Jesús y escucharía a esta persona o a esta familia de la que estamos hablando?
¿Cómo querría el Señor que miráramos y habláramos de esta situación?

• aprender a mirar desde la capacidad racional. De una comprensión falsa o deficiente de la realidad de los pobres y la pobreza, solo puede surgir normalmente una mala actuación social.
¿Qué ideas, que actitudes, qué hábitos llevaron a estas personas o a estas familias a la situación que hoy están viviendo?
¿Qué ideas, que actitudes, qué hábitos llevaron a estas personas o a estas familias a la situación que hoy están viviendo?

• aprender a mirar desde la fe:
¿Qué rostro de Jesucristo nos revelan esos pobres? ¿Qué actuaciones nos pide el Señor resucitado para dignificar, aunque solo sea un poco la vida de esos empobrecidos?

• 3. 2.- Seguir aprendiendo a acompañar: La pobreza destruye a las personas. Hay que reconstruir

“Solo una Iglesia que se acerca a los pobres y oprimidos, se pone a su lado y de su lado y trabaja por su liberación, por su dignidad y por su bienestar, puede dar un testimonio coherente y convincente del mensaje evangélico”. (COMISIÓN EPISCOPAL de PASTORAL SOCIAL “La Iglesia y los pobres” nº 10)

El equipo de Cáritas, más que un ámbito de información, ha de ser un taller donde se fragüe el acompañamiento solidario para con las personas.
• acompañar significa hacernos compañeros, caminar con…
• acompañar es una actividad continuada de escuchar, sugerir, sostener en las dificultades, exigir, reforzar…
• acompañar es emprender una tarea larga y dificultosa, que exige paciencia.

• 3. 3.- Seguir animando a la comunidad

La animación es mucho más que el día de Cáritas en el primer domingo de mes.
Animación comunitaria significa poner “alma”, humanidad, calor solidario a una comunidad, a unas personas.
Animar es “el ministerio”, el “servicio” que se les pide a los miembros de Cáritas.

Tres prejuicios a superar:
• Los pobres no son nuestros ni son de Cáritas.
• Cáritas no tiene la exclusiva de la caridad.
• Todo para los pobres, pero sin los pobres.

Contenido de la animación comunitaria
• Que la pobreza y los sufrimientos de los empobrecidos resuenen entre los miembros de la comunidad parroquial
• Dar testimonio de que otro mundo es posible.
• Recordar con la palabra y la vida que la fe en el Dios de Jesucristo es necesariamente una fe de servicio y solidaridad.


“Ella no valora lo que se hace por la cantidad de recursos utilizados, sino la dimensión humana y divina del amor que le hace salir al encuentro y servicio de los más molestos, peligrosos y desagradecidos” (LXXXIII Asamblea Plenaria “La Caridad de Cristo nos apremia” nº 30 o 37)

REFLEXION DE MANOLO MORENO REINA
“HORIZONTE HACIA DONDE SEGUIR CAMINANDO”


Introducción

Hace unos años pusimos en marcha, en los grupos de Cáritas de nuestra Vicaría, un camino de trabajo, de revisión, para repensar el horizonte de sentido - la identidad – de la experiencia de nuestras actividades en Cáritas y de la dinámica de nuestros equipos.

Siempre revisar supone “querer”, estar dispuestos a abrirnos a posibilidades de cambios y avances; aunque sean cambios y avances sencillos o pequeños.

Quisiera comenzar valorando el esfuerzo que cada miembro de Cáritas y cada equipo ha hecho, según sus posibilidades, de leer y dialogar en las reuniones los cuadernillos que la Coordinadora de Cáritas de la Vicaría puso en nuestras manos . Cuando estábamos, y estamos, reflexionando los cuadernillos en grupos, no hacíamos algo intrascendente y caprichoso; muy al contrario, nos estábamos poniendo en ese dinamismo que pedía la Conferencia Episcopal hace unos 3 años:

• “Pedimos a todas las instituciones de la Iglesia que evalúen, con sencillez y apertura al Espíritu, el carácter eclesial de la acción caritativa y social que llevan adelante”
• “Y con el Apóstol pedimos que vuestro amor crezca cada vez más en conocimiento y sensibilidad para todo. Así sabréis discernir lo que más convenga (Filp. 1, 9 – 10) Sin escucha y discernimiento, la caridad no responderá a la historia cambiante de un mundo cada vez más complejo, plural, globalizado”

Evaluar, discernir, responder…he aquí el valor de los cuadernillos. Son provocadores de interrogantes como éstas: ¿hacia dónde tendrían que apuntar nuestras respuestas? ¿Dónde poner nuestros empeños, nuestros mejores esfuerzos en Cáritas? ¿Qué ilusiones despertar en los miembros de nuestros equipos? ¿En qué horizonte poner los cambios en nuestras Cáritas?

De esto precisamente vamos a tratar. Vamos a hablar de “horizonte”, de orientaciones de fondo; vamos a hablar de adónde nos queremos dirigir y hacia dónde queremos caminar; porque las metas, objetivos, pasos concretos, los tiene que ir determinando cada Cáritas Parroquial y Arciprestal, contando con su situación y posibilidades.


Horizonte hacia donde caminar nuestras Cáritas

El horizonte hacia dónde dinamizar la acción de Cáritas, lo propuso Juan Pablo II, cuando intentó orientar la vida de la Iglesia en el nuevo milenio:

“Es la hora de un nueva « imaginación de la caridad », que promueva no tanto y no sólo la eficacia de las ayudas prestadas, sino la capacidad de hacerse cercanos y solidarios con quien sufre, para que el gesto de ayuda sea sentido no como limosna humillante, sino como un compartir fraterno” .

Propone un horizonte de caridad y amor que nos aparte de la rutina, el asistencialismo, el paternalismo, e incluso, nos libere de la angustia de la distribución de recursos , y que nos ponga a construir una Cáritas cercana, solidaria y que sea levadura de fraternidad y justicia.
Para ir acercándonos a este horizonte

La palabra clave sería “seguir dando pasos”, “continuar avanzando”. Hace tiempo nos pusimos con ilusión un reto: no contentarnos con el paternalismo y la asistencia y actuar entre los pobres desde un amor que libere, que sea buena noticia. Hemos dado pasos; en algunos se nota el cansancio; otros han dado pasos atrás. Todos necesitamos profundizar el camino que emprendimos. Por eso digo “seguir”, “continuar”.

Seguir comprendiendo a los pobres y su realidad de pobreza

Los mayores con pequeñas pensiones, las familias en desempleo, las personas sin hogar, los inmigrantes, las familias desestructuradas que vuelcan su desestructuración en hijos adolescentes y jóvenes, los enfermos crónicos, ancianos en soledad, las mujeres maltratadas, mujeres separadas; estas personas y estos sectores son los que acuden, algunos desesperados, a nuestras Cáritas en demanda de ayuda y solidaridad.

Comprender cada vez más y mejor a los pobres y su realidad, y hacerlas nuestras, es el punto de partida para que podamos hacer una intervención de calidad humana y de caridad solidaria eficaz.

“He visto el dolor de mi pueblo, he oído el clamor que le arrancan sus opresores y conozco sus angustias. Voy a bajar a liberarlo del poder de los egipcios” “Ver”, “escuchar”, “conocer”, “bajar”… encierran las actividades que pusieron en marcha la acción liberadora de Yahvé para con su pueblo, y que es referente de cualquier otra acción de liberación.

Comprender cada vez mejor la pobreza y quedar nuestra vida impactada cada vez con más profundidad por la situación que están pasando los pobres, es el horizonte hacia el que tendríamos que ir dando pasos en Cáritas.

Aprender a estar cercarnos a los pobres. No actuar solo desde la acogida. Sacar a Cáritas de los despachos y plantarla en la cercanía, en el encuentro. Los pobres y los sufrimientos no surgen cuando se acercan a Cáritas, están en el barrio, entre nosotros, en la feligresía de la Parroquia. Estamos demasiado acostumbrados a esperar a que vengan…; sin embargo, Jesús da una característica del amor solidario evangélico “pasó y fue y se acercó...”

En cercanía, tanto en la acogida como en los encuentros callejeros, escuchar lo que dicen, captar el significado de sus situaciones, conocer sus ideas, percibir las llamadas que estas vidas nos están haciendo y sentirnos comprometidos

En cercanía vamos recibiendo los distintos impactos, múltiples y diversos, de las situaciones de pobreza.

¿Dónde y cómo se hace la elaboración de esta comprensión de la pobreza, de la concienciación ante ella y de la sensibilización? Todo esto: comprensión, concienciación y sensibilización se hacen en el interior de cada uno. Podemos decir que hasta que no escuchemos lo que oímos, no miremos lo que vemos, no nos duela el sufrimiento…el pobre está fuera de nuestra vida, no ha entrado en ella. Son en los momentos de oración y reflexión personal en los que Dios y nosotros vamos modelando nuestra personalidad, nuestras opciones y posicionamiento ante el dolor del prójimo y las injusticias sociales. Un miembro de Cáritas, que no lleve a su oración el sufrimiento de las familias, de los vecinos con los que se va encontrando, es fácil que se deslice en una actuación rutinaria, repetitiva, lo que siempre se hace, superficial y cicatera.

Con todo, hay un lugar privilegiado para comprender con verdad y amor a los pobres, y es el equipo de Cáritas. Hay que procurar que nuestros equipos y sus reuniones se parezcan lo menos posible a un comité, donde básicamente se analizan unos expedientes y se distribuyen unos recursos. Cada equipo ha de ser una escuela donde se nos ayude a comprender a los pobres y quedar impactados por ellos. ¿Cómo pueden haber Cáritas que funcionen sin reunirse? ¿Cómo pueden haber parroquias que no estén pendientes del grupo para que la caridad sea cada vez más viva?.

Las reuniones han de ser espacios de educación de la mirada de los que pertenecen a Cáritas. Lugar donde ir aprendiendo a mirar a los pobres y la pobreza: Mirada desde una triple perspectiva

• Aprender a mirar desde el corazón: describir, en el grupo, con ternura y compasión la situación de las personas, y hablar con cariño de los detalles de esa vida y su historia. Alguien del grupo (sería misión del sacerdote o del director) debe introducir en medio de la conversación un par de preguntas sencillas como éstas: “¿Con qué sentimientos miraría Jesús o escucharía a esta persona o a esta familia de la que estamos hablando? ¿Cómo querría el Señor que miráramos y habláramos de esta situación?

• Aprender a mirar desde la capacidad racional: mirar con ternura y compasión no nos debe cegar para mirar con realismo la vida de los pobres y sus historias. De una comprensión falsa, paternalista o deficiente de la realidad de los pobres y la pobreza solo puede surgir normalmente una mala actuación social, unos gestos estériles de compromiso que más que ayudar pueden perjudicar y que a la larga hace que muchos miembros de Cáritas vean inútil su entrega y abandone su primera ilusión y el compromiso.

Para servir mejor a la transformación de las personas hemos de analizar y detectar las responsabilidades que las personas tienen respecto a su propia pobreza. Un análisis absolutamente realista nunca va contra los pobres, sino a favor de ellos, aunque descubramos situaciones de deshumanización en los mismos. Sin una valoración lo suficientemente verdadera será imposible intervenir para transformar a las personas. Cuando estamos hablando, hemos de preguntarnos: ¿Qué ideas, que actitudes, qué hábitos conocemos que llevaron a esta persona o a esta familia a la situación que hoy están viviendo?

Para servir mejor a la transformación social hemos, también, de analizar y detectar las circunstancias sociales que han empujado y mantienen en la actualidad esos sufrimientos, esas situaciones de exclusión, esas desigualdades. Leyes laborales, políticas de presupuestos municipales o estatales, intereses ¿Qué conocemos de nuestra sociedad, que esté influyendo en las situaciones que estamos palpando? Es la comprensión política y social de la pobreza. Ir haciendo este camino de comprensión, nos iluminará y nos motivará para denunciar, posicionarnos

• Aprender a mirar desde la fe: Los pobres no deben ser mirados por Cáritas como débiles sociales, como personas desestructuradas que ponen en peligro la convivencia pacífica social y que piden unas medidas asistenciales encaminadas a evitar conflictos a corto plazo, pero no buscando una auténtica transformación social.
Nuestra mirada la ilumina la fe que completa nuestra razón y los análisis sociales que podamos hacer, y nos descubre a los pobres con la profundidad de hijos de Dios, por lo que Jesucristo entregó su vida, los preferidos en sus actuaciones y en su amor, hasta tal punto que los constituyó sacramentos de su presencia. Sacramentos del crucificado y sacramento del resucitado. Mirar con fe es mirar y comprender con amor, con esperanza. ¿Qué rostro de Jesucristo nos revelan esos pobres? ¿Qué actuaciones nos pide el Señor resucitado para dignificar, aunque solo sea un poco, la vida de esos empobrecidos?

Seguir aprendiendo a acompañar

Acompañar, para los cristianos y, en concreto, para los miembros de Cáritas, no es solo la técnica pedagógica adecuada para desarrollar procesos sociales de promoción. Acompañar es la manera de vivir con autenticidad la caridad y la misión evangelizadora.

“Solo una Iglesia que se acerca a los pobres y oprimidos, se pone a su lado y de su lado y trabaja por su liberación, por su dignidad y por su bienestar, puede dar un testimonio coherente y convincente del mensaje evangélico” .

Que vayamos construyendo una Cáritas más preocupada por ser cercana y compañera de los pobres, que por el funcionamiento.

Acompañar significa hacernos compañeros, caminar con… dar pasos con alguien que tiene que hacer un camino, porque él mismo, las circunstancia y otros (centros de poder financiero, empresarial, político…) lo han llevado a situaciones injustas de desigualdad y precariedad que le han afectado, de diversas maneras, sus capacidades personales, su autoestima, su estructura personal, sus habilidades.

La meta del camino a recorrer no es solo que sean los pobres capaces de tener recursos económicos; son personas, hijos de Dios, capaces de autonomía personal, protagonismo, participación. La meta del camino es que lleguen ellos a poder vivir lo que son, personas.

Por ello, hemos de tener un interés especial por superar nuestra práctica habitual, que muchas veces nos atrapa, de dar y ofrecer, de informar y de ponerlos en contacto con… y ya está. Hay que continuar con ellos; y en ese acompañar sostenerlos en las dificultades, decirles con respeto y, a la vez, con exigencia lo que tiene que cambiar, valorarles y reforzarles los pasos que van dando.

Acompañar significa no solo que soy compañero, sino que a la otra persona la considero compañera; que ella es protagonista, que tiene su ritmo; y esto nos pide escuchar, dialogar mucho. Considerar compañera a la otra persona es creer que nos puede enseñar. Tenemos que recuperar esa verdad profunda de que los pobres nos dignifican, nos evangelizan.

Tenemos que estar muy atentos a esa tentación que tenemos de una vez hecho el análisis y en nuestra mesa de reunión, les marcamos un camino a seguir y, a veces, con mucha rigidez. Hay que sugerir, dejar opinar, seguir buscando caminos de dignificación…
Hay que releer lo que vamos viendo y viviendo con esas personas, el fruto que va dando, lo que no está siendo útil y eficaz. En esto estaría el papel del equipo de Cáritas: el equipo sería el taller donde se fragua el acompañamiento solidario.

Acompañar significa saber que el recorrido con las personas es duradero, largo, paciente y que va más allá de una integración social.


Seguir animando a la comunidad

Creo que casi todas las Cáritas parroquiales nos estamos quedando en encorsetar la animación comunitaria en informar, más o menos cuidadamente o imaginativamente, en los primeros domingos de cada mes. No nos podemos contentar con informar en el día de Cáritas. La información es una mínima dimensión de la animación, y es la que menos toca las fibras de la sensibilidad del corazón y de la conciencia.

Animación comunitaria significa poner alma, humanidad, calor solidario a una comunidad, a unas personas.

La finalidad de la animación es, por tanto, poner a toda la comunidad de una parroquia en estado de respuesta de caridad solidaria ante los retos de la injusticia, la desigualdad, la marginación y pobreza… es hacer del servicio y del amor compasivo una tarea eclesial en la que cada uno de los miembros de la parroquia se vaya sintiendo implicado y responsable. Y ello como parte constitutiva de la identidad cristiana, del ser discípulo y seguidor del Señor y de la misión evangelizadora.

No se trata tanto de hacer cosas, sino de crear condiciones, despertar actitudes entre los miembros de la Parroquia y del vecindario. Ello hace necesaria la existencia de unos animadores y animadoras que impulsen esta dimensión de sensibilidad y solidaridad ante las situaciones de los más débiles. Este es “el ministerio”, el “servicio” que se les pide a los miembros de Cáritas.

Pero esto exige seguir liberándonos de unos prejuicios que nos están incapacitando para ser levadura de caridad y solidaridad en medio de Parroquia.

• Tener una conciencia cada vez más clara de que los pobres ni son nuestros, ni son de Cáritas. Llegan a nosotros, pero llegan a la comunidad parroquial y vienen de una familia y de una vecindad. La comunidad, la familia, la vecindad, tienen que reaccionar.

• Tener cada vez las ideas más claras de que Cáritas no tiene la exclusiva de la caridad. Tenemos que ser cada vez más conscientes que la caridad del Pueblo de Dios, de la Parroquia en concreto, no la realizamos solo el grupo de Cáritas y sus miembros. Hay mucho amor fuera de Cáritas. Ello nos llevaría a empezar a conocer y reconocer los pequeños o grandes actos de solidaridad de los miembros de la Parroquia y de los agentes sociales, valorarlos, alegrarnos, darlos a conocer. No debemos caer en la tentación de sustituir a los hermanos y a los vecinos en la hermosa experiencia de la solidaridad. Cáritas es ese elemento animador de la responsabilidad comunitaria y ese cauce que hace que la respuesta de los cristianos, de los familiares y del vecindario sea lo más eficaz posible. “Cáritas no es la que lo hace todo, sino la que hace que todo lo que haya que hacerse, se haga” .

• Superar el paternalismo de por los pobres, para los pobres, pero sin los pobres. Uno de los agentes más dinamizadores de la comunidad y del vecindario tendrían que ser los mismos beneficiarios contando sus experiencias. Cuando Jesús realizaba algún signo a favor de algún ciego o algún leproso, éste iba divulgando con grandes ponderaciones lo que aquel Nazareno había hecho por él . Que los pobres se vayan contentos de nuestro lado no por lo que se llevan, sino por la cercanía que han sentido, porque han visto ponernos en su lugar, porque perciben que pueden contar con nosotros y saben que nosotros vamos a seguir contando con ellos.

La animación, además de la información del día de Cáritas, carteles, propaganda… hay que hacerla con nuestra vida, en el día a día, en relación con los hermanos y los vecinos.

• En esa animación buscamos, en primer lugar, hacer presentes a los empobrecidos y sufrientes de nuestros barrios; hablar de ellos pues la mayoría de las veces son ignorados y silenciados. Hablar de sus historias, de las causas que les han llevado a esa situación. Romper los estereotipos sociales que los miran como grupos de peligros y amenazas en vez de cómo personas con una historia y dignidad propias, con unas esperanzas desesperanzadas.

• En segundo lugar la animación tiene como objetivo dar testimonio que otro mundo es posible, que la injusticia y la marginación, que la precariedad, que el sufrimiento y la despersonalización no son las palabras definitivas de nuestra historia, sino que el sentido de la historia se refleja en palabras como libertad, acogida, justicia, dignidad, liberación; y que ese sentido no es el sueño idealista y utópico de algunos ingenuos, sino que se encarna en hombre y mujeres que desde la realidad y viviendo felices lo van forzando y acogiendo.

• El tercer objetivo que tiene la animación consiste en testimoniar que la fe en el Dios de Jesucristo es necesariamente una fe de servicio y solidaridad; que Dios es Dios de justicia y misericordia; que la fe en el Padre de nuestro Señor Jesucristo vivida con autenticidad evangélica impulsa siempre y prioritariamente a construir un mundo más fraterno. Y que cuando la fe cristiana abandona el compromiso por los más débiles se convierte en mera manipulación religiosa .

También podríamos hablar de la coordinación, de Cáritas Arciprestal y de la Vicaría. El documento de la Conferencia Episcopal “Cáritas Christi urget nos” nos dice: “Los pobres no deben soportar los efectos de nuestra descoordinación, de nuestro desconocimiento o rivalidades entre organizaciones” (nº 42)

Los coordinadores no están mayormente para convocar reuniones y reuniones que se parecen más a un consejo de gestión que a una comunidad que se encuentra para ayudarse a fin de servir mejor a los pobres.

Termino con una frase que sintetiza bastante bien el horizonte hacia donde poner nuestros mejores empeños e ilusiones: “Ella no valora lo que se hace por la cantidad de los recursos utilizados, sino la dimensión humana y divina del amor que le hace salir al encuentro y servicio de los más molestos, peligroso y desagradecidos” (LXXXIII Asamblea Plenaria “La Caridad de Cristo nos apremia” nº 30 o 37)

Es ne¬cesario hacernos presentes en la sociedad, en el barrio, en el pueblo, en el entorno social. Reconstruir o impulsar nuestra experiencia de acción desde una identidad sociable...

Y éstos podrían ser algunos criterios y pistas prácticas que po¬drían ayudarnos a pensar e ir recorriendo este itinerario.

Caritas se hace presente en la sociedad desde la cercanía y la proximidad, desde su encarnación concreta en el territorio y en la comunidad: está donde está el prójimo; vive el barrio y el pueblo; no es marginal, ajena ni "sobrevenida" al barrio o al pueblo, sino parte viva, comprometida y conocedora de él.

La presencia social de Caritas se realiza primeramente desde el testimonio elocuente, coherente y significativo de las personas y los grupos en los que se encarna. Pero es necesario también salir a la calle, a los espacios comunitarios en los que la gente se en¬cuentra, se reúne y vive, porque "hay vida ahí fuera" -podríamos decir con un punto de ironía autocrítica- y tenemos cosas que dar a los demás pero también que aprender de los demás.
Este testimonio elocuente, coherente y significativo es también el de los acciones y los medios que promueve, que nacen y se ofrecen con la calidad de la sencillez, de la pobreza, de la accesibi¬lidad y de la gratuidad.

La presencia social de Caritas se realiza desde el conocimien¬to de la realidad. Es necesario que nos preocupemos por cono¬cer nuestro entorno más allá de la pura intuición; elaborar análisis de la realidad, no necesariamente complicados, que confieran lu¬cidez a nuestra presencia y a nuestra acción. Abrir estos análisis a la participación de nuestras comunidades.

Caritas no se hace presente desde la "neutralidad", ni desde el "partidismo", ni desde la vocación "de poder" o "de influencia", ni desde la "complacencia", ni necesariamente desde la aceptación de los intereses "mayoritarios", sino como voz evangelizadora y profética, disconforme si es necesario, desde la firmeza radical de la opción por los pobres.

La presencia social de Caritas se realiza desde el encuentro con los demás, desde la coordinación con otras instituciones y organizaciones sociales, la promoción de redes sociales.

Se realiza también en la promoción de la sensibilización, la concienciación, la formación y la movilización de las comu¬nidades. Hay que trabajar pequeños medios de información y comunicación de nuestro trabajo: carteles, hojillas, boletines, pe¬riódico. Trabajar las iniciativas institucionales "de comunicación, especialmente las campañas. Idear y promover campañas sencillas de sensibilización sobre situaciones de injusticia en nuestro entor¬no. Idear cauces y medios en los que la gente tenga la experiencia activa de la solidaridad.

Se realiza en la promoción de acciones solidarias y la par¬ticipación en las que otros promueven.

Pero sobre todo, la presencia social de Caritas se constru¬ye con humildad y espíritu de servicio, desde la apertura, el diálogo y la cooperación con otros agentes y partes socia¬les.


TRABAJO EN GRUPO


Se trabajan dos cuestiones:

1. Que pasos y medios concretos podría dar tu Cáritas Parroquial para seguir avanzando en esta dirección.

2. Qué pasos y medios concretos podría dar tu Cáritas Arciprestal para seguir avanzando en esta dirección.


PUESTA EN COMUN DEL TRABAJO EN GRUPO


Notas previas a tener en cuenta:

a) El seguimiento desigual del plan de formación. En algunos casos se ha pasado de puntilla.
b) Puede haber una sensación de frustración respecto los planes de formación por la experiencia vivida con los del laicado y los del presbítero

Que pasos y medios concretos podría dar tu Cáritas Parroquial para seguir avanzando en esta dirección:

1. Seguir haciendo camino, acompañando, animando
2. Exigirnos como hacerlo, para que todo esto no quede aparcado.
3. Llevar al resto del Grupo lo expuesto aquí para contagiarlo.
4. Es importante el papel del coordinador del grupo, la oración inicial
5. Vivir la espiritualidad de caritas en todos los ambientes en los que nos movemos.
6. Utilizar bien los domingos de cáritas para la sensibilización de la Comunidad.
7. Dar creatividad a las tareas de acogida, la participación y la integración.
8. Llevar al grupo a reflexión de lo que hemos vivido aquí esta mañana para compartir os mismos criterios y actuaciones.
9. Seguir dialogando sobre este tema en próximas reuniones del grupo y también en la comunidad y con el sacerdote.
10. Como conseguir que nosotros vayamos evolucionando cambiando de acuerdo con las nuevas realidades de pobreza?
11. Necesidad de que los nuevos miembros sean y se sientan acogidos por el grupo y por la comunidad y sacerdotes.
12. En nuestro grupo hay parroquias que no se sienten acompañados por el sacerdote, pues dejan hacer pero no se implican nada.
13. Debería haber mayor contacto entre caritas y el resto de la Comunidad, provocando reuniones, encuentros, participando en actividades lúdicas, formativas
14. Es verdad que no nos ponemos , realmente, delante de los pobres de tú a tú
15. Participar en los procesos formativos que se nos ofrecen desde los diferentes ámbitos.
16. Debemos trabajar siempre en grupo y comunidad nunca a nivel particular.
17. Deberíamos de aprovechar los espacios existentes para comunicar las situaciones, reflexionar, etc., o sea participar en las Asambleas arciprestales, de vicaria y luego transmitirlo a la Comunidad.
18. Las caritas parroquiales si suelen reunirse para dialogar y compartir.
19. En general, se echa todo el resto a la acogida y al estudio de los casos. No buscamos tiempo para la reflexión, sino que resolvemos o lo intentamos los casos y, a veces, nos dejamos llevar por la rutina
20. Los grupos debemos orar y reflexionar antes de empezar las reuniones, cambiar la mentalidad para afrontar las relaciones con los demás
21. Debemos evitar el juicio sobre las personas.
22. Hace falta programar y evaluar.
23. Reforzar la espiritualidad de los equipos para poder acoger bien a las personas.
24. Animar a los párrocos a participar activamente, implicarlos, en la vida diaria de los equipos. Es imprescindible para la animación comunitaria
25. Oración y formación
26. Debemos ser evangelizadores y dar testimonio de vida
27. Interiorizar que los pobres no son de cáritas. Nosotros no somos os que hacemos, los logros no son nuestros.
28. Dificultad de dar pasos concretos con la dedicación y el trabajo que tenemos en la Acogida. Los papeles llegan y es muy difícil trabajarlos.
29. Es muy importante que el Equipo de cáritas tome sus momentos de reflexión, sea capaz de pararse y ver que cambios hay que hacer para seguir adelante: Se trata de modificar nuestras actitudes.
30. Las situaciones parroquiales son muy diferentes y hay que particulariza para cada Parroquia.
31. Forma de hacer la acogida: no uno al otro en el despacho. Mesa redonda.
32. Evitar los vales y las compras de comida, tratando de buscar soluciones en las que puedan hacer compras más barato-Economatos.
33. Seguir y potenciar la línea de promoción.
34. Poner “alma” como dice el ponente.
35. Se ve necesario que además de la acogida. Se programen espacios de formación, reflexión y encuentro de os voluntarios.
36. Es necesaria la presencia y el acompañamiento de los sacerdotes.
37. Estar alerta ante as situaciones de pobreza, pero paso a paso, evitando el agobio.
38. Cambiar la palabra despacho por Acogida.
39. Trabajar el no sentirnos superiores a lo que acogemos. Hay que hacerlos participes de sus vidas y a su ritmo.
40. Potenciar los espacios de sensibilización a la comunidad, transmitiéndoles que Caritas somos todos ( Domingos de caritas, encuentros, oración comunitaria)
41. Resaltar la importancia del seguimiento-fichas, incidencias, etc.
42. El acompañamiento de los sacerdotes es fundamental. Algunos no acompañan pero dejan hacer. Otros aunque están muy ocupados no se les encuentra cuando se les necesita.
43. El grupo debe decidir colectivamente sobre los casos aunque cada uno tenga su función
44. Humildad
45. Debería estar unida a P. Saludo, Penitenciaria, obrera.
46. Contar con los técnicos
47. Que la palabra pobre sea retirada del vocabulario de caritas.
48. Que los Grupos de Cáritas tengan 5 personas como mínimo y especializadas por temas: Inmigrantes, Parados, mayores, etc.
49. Compromiso de visitar al menos dos familias al mes
50. Coordinarse con otras Áreas Pastorales: Pastoral de la Salud-entre los mayores hay una gran bolsa de pobreza.
51. A la persona que acude, procuramos acogerle, no solo asistencialmente o paternalmente. Tenemos en cuenta que el problema es de la persona y nosotros nos ponemos a su lado par ayudarle.
52. Necesidad de cercanía a las personas y respetar sus ritmos.
53. Evangelizar para sacarlo de la realidad subjetiva anunciando a Jesús. La mejor manera de hacerlo es desde la cercanía y el cariño.

Qué pasos y medios concretos podría dar tu Cáritas Arciprestal para seguir avanzando en esta dirección:

1. Animar toda esta línea de acción a través de los representantes de cada parroquia para que esto revierta en el grupo.
2. Ser un apoyo para los equipos.
3. Cuando se trate de tener proyectos o se vivan situaciones difíciles.
4. Además de la formación en lo Social, hay que formar la conciencia humana y evangelizadora.
5. Devolver a los grupos la información de lo trabajado en el Arciprestazgo.
6. Espacio de Común-unión, intercambiar medios humanos, materiales, etc.
7. Bonos de alimentos.
8. Necesitamos superar las rutinas que hay en las reuniones arciprestales, porque no tienen contenido y no ven que sirvan para nadaron lo cual la gente nov a.
9. Necesitamos pasar del nivel informativo a algo más reflexivo , el compromiso de la caritas arcipreste debe suponer un compromiso de las caritas parroquiales en el arciprestazgo.
10. Participar activamente en las reuniones arciprestales.
11. Los espacios arciprestales deben ser germen de la acción para los grupos. Es un espacios de solidaridad entre los grupos, tanto económica como de recursos humanos
12. Tomar conciencia de la visión arciprestal
13. Los representantes de las caritas parroquiales en las coordinadoras arciprestales, deben saber transmitir los acuerdos, para que no se pierda el mensaje.
14. Se debe vitalizar el espacio arciprestal, en las zonas que están pasando algún tipo de dificultad.
15. Que asistan todas las parroquiales
16. Organización para todos los actos y coordinarse.
17. Darle importancia a las reuniones arciprestales para que la línea de actuación sea la misma
18. Debería de existir en todos los arciprestazgos un coordinador seglar y otro sacerdote
19. Contar con los técnicos.
20. Ha habido intentos fallidos de coordinación y comunión-coordinación de medios técnicos: Internet, repartir recursos económicos, aportaciones mensuales, recursos humanos
21. Cuidar el espacio arciprestal
22. Caminar hacia la comunión entre las Caritas Parroquiales y dejar al lado el individualismo.
23. Aglutinar varias Cáritas en una Interparroquial.
24. Lejanía de los Técnicos. Cada vez son responsables de más arciprestazgos.


Nota:

Este documento no es un resumen de las aportaciones. Recoge, salvo error u omisión, todas las aportaciones que se entregaron por escrito en la puesta en común de la Asamblea

REFLEXION FINAL


Al llegar al final de nuestra XIII Asamblea quiero hacer con vosotros una reflexión sobre lo que ha supuesto para todos este curso 2007-08, el cual se encuentra ya en su recta final.

En este curso hemos dado un paso más en nuestro caminar como Caritas dentro de la Iglesia de Sevilla. Un caminar que, como dice la canción, ha hecho camino y que, como todos los caminos, ha tenido que realizarse con el esfuerzo diario y constante de todos y cada uno de los que formamos Cáritas en esta nuestra Vicaría.

En este largo camino recorrido, a parte de hacer realidad todo lo programado a principios de curso en nuestras programaciones, nos hemos ido encontrando otras situaciones y realidades a las cuales hemos tenido que ir dando respuestas ágiles y rápidas, por lo que desde los diferentes ámbitos en los que nos movemos hemos solicitado vuestro trabajo y aportaciones, al respecto, con el único objetivo de que las repuestas a dar fueran expresión, lo más fiel posible, de lo que se sentía en las bases y desde una reflexión profunda y continua de todos los que nos sentimos miembros de esta Pastoral de Cáritas.

Así nos hemos encontrado este curso con que se nos pedía nuestra opinión a cerca de una Propuesta de Nuevos Estatutos de Cáritas Diocesana de Sevilla. También a mitad de curso se os pedía vuestra reflexión y aportaciones sobre que modelo de acompañamiento queremos por parte de los técnicos que nos acompañan en las zonas. Todo esto ha supuesto un aumento de trabajo, reuniones, etc. Pero tened en cuenta que todo se ha hecho para ir creciendo en nuestro compromiso y dar mejor respuesta a tantos hermanos nuestros que viven en la pobreza y que son los destinatarios de nuestro amor y desvelos.

Teniendo en cuenta la respuesta que damos a estos hermanos nuestro y a tantas familias como acuden a nosotros se ha puesto en marcha en nuestra Cáritas Diocesana el Programa de Familia, el cual también ha supuesto un esfuerzo para todos nosotros ya que, en algunos casos hemos tenido que cambiar o adaptarnos a nuevos criterios a la hora de prestar nuestra ayuda y servicios a estas personas.


En otro orden de cosas y a pesar, siempre, de la experiencia positiva que nos supone prestar nuestro servicio en Cáritas nos seguimos encontrando con situaciones difíciles y complejas a las cuales no encontramos forma de dar respuestas. Así:
• Aún hay un arciprestazgo que no tiene Responsable Seglar.
• La Renovación de las Responsabilidades en nuestros equipos no es ágil.
• Nos encontramos, en algunos casos, con grupos pequeños, que a nivel particular, ellos, y a nivel general, todos, tienen dificultad para incorporar a nuevos miembros, sobre todo jóvenes, que aporten ideas y savia nueva a los mismos.
• Muchas veces no hemos respetado los tiempos y espacios de los voluntarios.
• El acompañamiento que recibimos desde todos los espacios, en algunos casos, es escaso y débil.
• E incluso, en algún momento, miembros de nuestros equipos han sufrido en sus propias carnes la intolerancia e intransigencia de las propias personas a las que estaban sirviendo, siendo objeto de malos tratos físicos, como ha sido el caso de algunos miembros de la Parroquia de San Francisco de Asís.

Pero a pesar de todo esto, y mucho más en este tiempo de Pascua, tenemos que mirar alegres y confiados hacia el futuro. Para continuar avanzando es imprescindible seguir potenciando unos voluntarios que, desde su fe, responda al reto de Cáritas en medio de nuestros barrios. Tenemos que seguir potenciando nuestros espacios de trabajo y coordinación, participando activamente en ellos y haciendo nuestras aportaciones allí donde se nos pida. No podemos quedarnos aislados dentro de nuestros despachos y parroquias ya que esto impide desarrollar una impronta de nuestro ser cristianos y miembros de Cáritas, que es vivir en Comunidad. Asimismo, sigue siendo necesaria una Formación que nos capacite mejor para dar razones de nuestra fe en medio del mundo y para dar la mejor respuesta a las situaciones con las que nos encontramos, día tras día, en nuestras Cáritas.

Finalmente, tener en cuenta que todo el trabajo de nuestro cuadernillos, que toda la reflexión que hemos acabado hoy, nos deben comprometer más con la Iglesia y nos deben de ayudar a saber que es lo que nos traemos entre manos y cual es la misión que la Iglesia nos ha encomendado, en este momento, en medio de nuestros barrios. Después de este largo trabajo nos debemos plantear serenamente desde dónde, cómo y de qué manera vamos a desarrollar mejor nuestra opción por los empobrecido. Es necesaria una actualización o renovación en nuestro interior para dar respuestas más validas y acordes a las realidades y a los tiempos que corren para contribuir, entre todos, en la construcción de una Cáritas que, partiendo de la fe de sus miembros, tenga como objetivo poner en libertad a los oprimidos y afronte con valentía y rigor los retos que tiene por delante hoy por hoy el mundo de la exclusión.

Y por último, deciros que tenemos que estar orgullosos de toda la labor que hemos desarrollado. Debemos sentirnos satisfechos por nuestro compromiso y desvelos hacia todos los que atendemos y que debemos estar alegres y contentos en este camino que estamos haciendo al andar comprometidos en Cáritas, porque en este camino, como en el caso de los discípulos de Emaús, es el Señor quien nos acompaña.

• Breve reflexión por parte de los participantes en la Asamblea.


DESPEDIDA

• Breve intervención de D. Manuel de los Santos Delegado Episcopal de Caritas Diocesana.

Pues bien, hemos llegado al punto final de nuestro trabajo. Hemos llegado al final de nuestra XIII Asamblea en la que se nos ha abierto un nuevo Horizonte para la Vida de nuestras Cáritas. Ahora nos toca a nosotros no perder ese horizonte y poner todos los medios posibles para poderlo alcanzar. Entre todos estoy seguro que lo lograremos.

Antes de despedirnos y comenzar nuestra convivencia festiva hay que dar las gracias a:

- La Parroquia de San Leandro, a su Comunidad Parroquial, a la Cáritas Parroquial y a su Párroco, por la acogida que nos han dispensado. Así como al Arciprestazgo San Jerónimo / Pío – XII por ofrecernos la posibilidad de celebrar aquí nuestra Asamblea.
- A Manolo Moreno por habernos ayudado en la reflexión de esta mañana.
- A Cáritas Diocesana por la ayuda que nos han prestado a la hora de preparar los cuadernillos y su puesta en marcha.
- A todos y cada uno de los que han colaborado para que esta Asamblea haya sido una realidad.

Finalmente, a todos y cada uno de los que hemos participado: voluntarios, sacerdotes, religiosos y religiosas, técnicos, etc.

Que todas las expectativas nacidas en esta Asamblea las veamos hechas Vida, para que nuestro trabajo sea, en realidad, una opción por los más pobres y necesitados de nuestros barrios.

Que el Señor nos bendiga y nos ayude en nuestro caminar en Cáritas.


AGAPE FRATERNO


**********************************************************************
Evaluación:
En este espacio puedes utilizarlo par hacer tus anotaciones, valoraciones, etc.
Y si quieres puedes mandarla al correo ezequiel2005mb@hotmail.com

RESUMEN DE LAS APORTACIONES

DE LOS GRUPOS

Notas previas a tener en cuenta:

a) El seguimiento desigual del plan de formación. En algunos casos se ha pasado de puntilla.
b) Puede haber una sensación de frustración respecto los planes de formación por la experiencia vivida con los del laicado y los del presbítero

Que pasos y medios concretos podría dar tu cáritas Parroquial para seguir avanzando en esta dirección:

1. Seguir haciendo camino, acompañando, animando
2. Exigirnos como hacerlo, para que todo esto no quede aparcado.
3. Llevar al resto del Grupo lo expuesto aquí para contagiarlo.
4. Es importante el papel del coordinador del grupo, la oración inicial
5. vivir la espiritualidad de caritas en todos los ambientes en los que nos movemos.
6. Utilizar bien los domingos de cáritas para la sensibilización de la Comunidad.
7. Dar creatividad a las tareas de acogida, la participación y la integración.
8. Llevar al grupo a reflexión de lo que hemos vivido aquí esta mañana para compartir os mismos criterios y actuaciones.
9. Seguir dialogando sobre este tema en próximas reuniones del grupo y también en la comunidad y con el sacerdote.
10. Como conseguir que nosotros vayamos evolucionando cambiando de acuerdo con las nuevas realidades de pobreza?
11. Necesidad de que los nuevos miembros sean y se sientan acogidos por el grupo y por la comunidad y sacerdotes.
12. En nuestro grupo hay parroquias que no se sienten acompañados por el sacerdote, pues dejan hacer pero no se implican nada.
13. Debería haber mayor contacto entre caritas y el resto de la Comunidad, provocando reuniones, encuentros, participando en actividades lúdicas, formativas
14. Es verdad que no nos ponemos , realmente, delante de los pobres de tú a tú
15. Participar en los procesos formativos que se nos ofrecen desde los diferentes ámbitos.
16. Debemos trabajar siempre en grupo y comunidad nunca a nivel particular.
17. Deberíamos de aprovechar los espacios existentes para comunicar las situaciones, reflexionar, etc., o sea participar en las Asambleas arciprestales, de vicaria y luego transmitirlo a la Comunidad.
18. Las caritas parroquiales si suelen reunirse para dialogar y compartir.
19. En general, se echa todo el resto a la acogida y al estudio de los casos. No buscamos tiempo para la reflexión, sino que resolvemos o lo intentamos los casos y, a veces, nos dejamos llevar por la rutina
20. Los grupos debemos orar y reflexionar antes de empezar las reuniones, cambiar la mentalidad para afrontar las relaciones con los demás
21. Debemos evitar el juicio sobre las personas.
22. Hace falta programar y evaluar.
23. Reforzar la espiritualidad de los equipos para poder acoger bien a las personas.
24. Animar a los párrocos a participar activamente , implicarlos, en la vida diaria de los equipos. Es imprescindible para la animación comunitaria
25. oración y formación
26. Debemos ser evangelizadores y dar testimonio de vida
27. Interiorizar que los pobres no son de cáritas. Nosotros no somos os que hacemos, los logros no son nuestros.
28. Dificultad de dar pasos concretos con la dedicación y el trabajo que tenemos en la Acogida. Los papeles llegan y es muy difícil trabajarlos.
29. Es muy importante que el Equipo de cáritas tome sus momentos de reflexión, sea capaz de pararse y ver que cambios hay que hacer para seguir adelante: Se trata de modificar nuestras actitudes.
30. Las situaciones parroquiales son muy diferentes y hay que particulariza para cada parroquia.
31. Forma de hacer la acogida: no uno al otro en el despacho. Mesa redonda.
32. Evitar los vales y las compras de comida, tratando de buscar soluciones en las que puedan hacer compras más barato-Economatos.
33. Seguir y potenciar la línea de promoción.
34. Poner “alma” como dice el ponente.
35. Se ve necesario que además de la acogida,. Se programen espacios de formación, reflexión y encuentro de os voluntarios.
36. Es necesaria la presencia y el acompañamiento de los sacerdotes.
37. Estar alerta ante as situaciones de pobreza, pero paso a paso, evitando el agobio.
38. Cambiar la palabra despacho por Acogida.
39. Trabajar el no sentirnos superiores a lo que acogemos. Hay que hacerlos participes de sus vidas y a su ritmo.
40. potenciar los espacios de sensibilización a la comunidad, transmitiéndoles que caritas somos todos ( Domingos de caritas, encuentros, oración comunitaria)
41. Resaltar la importancia del seguimiento-fichas, incidencias, etc.
42. El acompañamiento de los sacerdotes es fundamental. Algunos no acompañan pero dejan hacer. Otros aunque están muy ocupados no se les encuentra cuando se les necesita.
43. El grupo debe decidir colectivamente sobre los casos aunque cada uno tenga su función
44. Humildad
45. Debería estar unida a P. Saludo, Penitenciaria, obrera.
46. Contar con los técnicos
47. que la palabra pobre sea retirada del vocabulario de caritas.


Qué pasos y medios concretos podría dar tu Cáritas Arciprestal para seguir avanzando en esta dirección:

1. Animar toda esta línea de acción a través de los representantes de cada parroquia para que esto revierta en el grupo.
2. Ser un apoyo para los equipos.
3. Cuando se trate de tener proyectos o se vivan situaciones difíciles.
4. Además de la formación en lo Social, hay que formar la conciencia humana y evangelizadora.
5. Devolver a los grupos la información de lo trabajado en el Arciprestazgo.
6. Espacio de Común-unión, intercambiar medios humanos, materiales, etc.
7. Bonos de alimentos.
8. Necesitamos superar las rutinas que hay en las reuniones arciprestales, porque no tienen contenido y no ven que sirvan para nadaron lo cual la gente nov a.
9. necesitamos pasar del nivel informativo a algo más reflexivo , el compromiso de la caritas arcipreste debe suponer un compromiso de las caritas parroquiales en el arciprestazgo.
10. Participar activamente en las reuniones arciprestales.
11. Los espacios arciprestales deben ser germen de la acción para los grupos. Es un espacios de solidaridad entre los grupos, tanto económica como de recursos humanos
12. Tomar conciencia de la visión arciprestal
13. Los representantes de las caritas parroquiales en las coordinadoras arciprestales, deben saber transmitir los acuerdos, para que no se pierda el mensaje.
14. Se debe vitalizar el espacio arciprestal, en las zonas que están pasando algún tipo de dificultad.
15. Que asistan todas las parroquiales
16. Organización para todos los actos y coordinarse.
17. Darle importancia a las reuniones arciprestales para que la línea de actuación sea la misma
18. debería de existir en todos los arciprestazgos un coordinador seglar y otro sacerdote
19. Contar con los técnicos.


ORACION PARA APRENDER A AMAR


Señor, cuando tenga hambre, dame alguien que necesite comida;
Cuando tenga sed, dame alguien que precise agua;
Cuando sienta frío, dame alguien que necesite calor.
Cuando sufra, dame alguien que necesita consuelo;
Cuando mi cruz parezca pesada, déjame compartir la cruz del otro;
Cuando me vea pobre, pon a mi lado algún necesitado.
Cuando no tenga tiempo, dame alguien que precise de mis minutos;
Cuando sufra humillación, dame ocasión para elogiar a alguien; Cuando esté desanimado, dame alguien para darle nuevos ánimos.
Cuando quiera que los otros me comprendan, dame alguien que necesite de mi comprensión;
Cuando sienta necesidad de que cuiden de mí, dame alguien a quien pueda atender;
Cuando piense en mí mismo, vuelve mi atención hacia otra persona.
Haznos dignos, Señor, de servir a nuestros hermanos;
Dales, a través de nuestras manos, no sólo el pan de cada día, también nuestro amor misericordioso, imagen del tuyo.

-Madre Teresa de Calcuta M.C.


Oración de solidaridad
Autor: Marcelo Maura

Felices los que siguen al Señor
por la senda del buen Samaritano.
Los que se atreven a andar tras sus pasos
A superar las dificultades del camino.
A vencer los cansancios de la marcha.
Los que al andar van trazando
sendas nuevas
para que otros sigan,
entusiasmados,
y continúen la obra del Señor.
Los que, atentos y presurosos,
cambian su ruta
para salir al encuentro
del Señor vivo en el que sufre.

Felices los que dan la vida por los demás.
Los que trabajan duro
por la justicia anhelada.
Los que construyen el Reino
desde lugares remotos.

Felices TODOS los que trabajan por los pobres.
Desde los pobres.
Junto a los pobres.
Con corazón de pobre.
Contemplando a diario
la hermana muerte, temprana,
injusta, dolorosa,
en los rostros de los niños olvidados,
sin salud, ni educación, ni juegos.

Felices los que comparten sus bienes
Don-regalo del Buen Dios
para vivir como hermanos
y demostrarlo en la práctica.
Los que no guardan con egoísmo
sino que brindan y comparten.

Felices , señores,
los que los que viven
el mandamiento primero
que es amor a Dios en el hermano.

Y en estos días
felices los que encuentran
que este amor
hoy se revela en un camino:
ser solidario.
Amén

Salmo 85
ORACIÓN DEL POBRE ANTE LOS PROBLEMAS

Inclina tu oído, Señor, escúchame,
que soy un pobre desamparado;
protege mi vida, que soy un fiel tuyo;
salva a tu siervo, que confía en ti.

Tú eres mi Dios, piedad de mí, Señor,
que a tí te estoy llamando todo el día;
alegra el alma de tu siervo,
pues levanto mi alma hacia tí;

porque tú, Señor, eres bueno y clemente,
rico en misericordia
con los que te invocan.
Señor, escucha mi oración,
atiende a la voz de mi súplica.

Enséñame, Señor, tu camino, para que siga tu verdad;
mantén mi corazón entero
en el temor de tu nombre.

Te alabaré de todo corazón, Dios mío;
daré gloria a tu nombre por siempre,
por tu gran piedad para conmigo,
porque me salvaste
del abismo profundo.

Dios mío, unos soberbios
se levantan contra mí,
una banda de insolentes
atenta contra mi vida,
sin tenerte en cuenta a ti.
Pero tú, Señor,
Dios clemente y misericordioso,
lento a la cólera, rico en piedad y leal,
mírame, ten compasión de mí.

Da fuerza a tu siervo,
salva al hijo de tu esclava;
dame una señal propicia,
que la vean mis adversarios
y se avergüencen,
porque tú, Señor,
me ayudas y consuelas.

 

Página Oficial de

Cáritas Nacional


http://www.caritas.es/quienesSomos/nuestraEstructura/index.php?MTE%3D&NA%3D%3D&MTg1

Página Oficial de Cáritas Diocesana de Sevilla

http://www.caritas-sevilla.org/

CONVIVENCIA DE NAVIDAD 06

INFORMACIÓN ECONÓMICA

TABLÓN DE ANUNCIOS

 

AVISO A LAS CÁRITAS DEL ARCIPRESTAZGO

Es conveniente que todas las Cáritas tengan el ordenador para estar conectados y poder comunicarnos entre todos y todos con cáritas diocesana. Estamos haciendo lo posible por facilitar a todos el ordenador.

REUNIÓN DE LA PERMANENTE EL MIÉRCOLES 11


COMPROMISO DE LAS CÁRITAS DEL ARCIPRESTAZGO
DE SAN JERÓNIMO-PÍO XII


La Comisión permanente de Cáritas Arciprestal valora muy positivamente el gesto de compartir que se realizó en este Arciprestazgo de San Jerónimo-Pío XII hasta hace pocos años y que sirvió para poner en práctica el fin primordial de trabajar por la justicia.
Esta Comisión insta a todas la Caritas parroquiales a compartir:
- en primer lugar lo que son
-y en segundo lugar lo que tienen.
El objetivo es el de hacer mucho más fluida una verdadera y efectiva comunicación de bienes haciendo ver que el bien principal que tenemos son los voluntarios no suficientemente valorados.
Para ello y sin que esto obligue más que a aquellos a quienes lo deseen se establecen los siguientes compromisos:

1º Comunicación asidua con las personas que formaron parte del grupo de Cáritas parroquial, teniéndolos en cuenta para las celebraciones trimestrales que se tengan.
2º Disponibilidad de lo voluntarios de Cáritas para apoyar a los grupos que normal o temporalmente se encuentran con pocos miembros.
3º Información económica mensual del fondo arciprestal.
4º Aportación económica de lo que cada Cáritas crea conveniente al fondo arciprestal en cada reunión de la permanente, que decidirá el apoyo económico a los proyectos que se presenten.
5º Instalación de ordenadores en las Cáritas parroquiales para estar comunicados a través de los correos electrónicos.
6º Establecer una comunicación más fluída con el CIE y con CÁRITAS DIOCESANA, a través del grupo que prepara las reuniones de la Permanente.

Firman libremente los que se adhieren al compromiso.

LOS QUE SEGUIMOS A JESÚS, EL PAN DE LA VIDA LUCHAMOS PARA QUE A NADIE LE FALTE EL PAN Y LA VIDA

Sólo Dios puede dar fe...
Pero tú puedes dar tu testimonio.

Sólo Dios puede dar la esperanza...
Pero tú puedes devolverla a tu hermano.

Sólo Dios puede dar el amor...
Pero tú puedes enseñar a amar.

Sólo Dios puede dar la paz...
Pero tú puedes sembrar unión.

Sólo Dios puede dar la fuerza...
Pero tú puedes animar al desanimado.

Sólo Dios es el camino...
Pero tú puedes señalarlo a otros.

Sólo Dios es la luz...
Pero tú puedes hacer que brille a los ojos de todos.

Sólo Dios es la vida...
Pero tú puedes hacer que florezca el deseo de vivir.

Sólo Dios puede hacer lo que parece imposible...
Pero tú puedes hacer lo posible.

Sólo Dios se basta a sí mismo...
Pero prefiere contar contigo.